Sitios Arqueologicos

Tikal

Monumental, sin duda de todos el más conocido y de todos sus edificios el templo del Gran Jaguar, el icono que lo identifica por todo el mundo. Recibe la visita de propios y extraños todo el tiempo. ¿Qué más decir de este famoso parque arqueológico?, que de los 576 kilómetros cuadrados 16 han sido limpiados y excavados, y si ya lo visitó, seguro le quedaron rincones sin descubrir. O tal vez quedó pendiente visitar uno de sus 2 museos (uno es gratuito), o acampar en el área cercana al Centro de Visitantes. 
Distancia: 548 kilómetros, todo asfaltado.

Uaxactún

Si su destino original es Tikal vale la pena pegarse el tirón hacia el norte y recorrer esos 23 kilómetros de terracería a través de la selva, para llegar a Uxactún. Considerada por mucho tiempo la ciudad maya más antigua, hasta los hallazgos de Nakbé y El Mirador. La pintura mural también está presente en Uaxactún y al igual que Tikal es un lugar monumental, rodeado de una tupida vegetación. Dentro del parque hay pequeño museo privado. 
Distancia: 541 kilómetros, (23 de terracería)

Yaxhá

Se encuentra entre las lagunas Sacnab y Yaxhá. En tiempos más recientes, seguro evoca el “reality show” estadounidense, “Survivor”, sí, allí se filmó. Se extiende sobre la colina que corre paralela a la orilla de la laguna por aproximadamente tres kilómetros con relieves irregulares y afloramientos de roca caliza ubicados cerca de la orilla de la laguna. Sobresalen la Acrópolis, el complejo astronómico, patios para juego de pelota y el complejo de pirámides gemelas. Cuenta con área para acampar y un hotel ecológico, “El sombrero”.
Distancia: 533 kilómetros.

Aguateca, Dos Pilas y Ceibal

Los tres se encuentran cerca a lo largo de la laguna de Petexbatún, en Sayaxché. Aguateca se localiza en el extremo sur de la laguna, fue un centro maya fortificado en el que sobresale el Palacio Real. A Dos Pilas su modesta apariencia no le resta importancia a su organización política; el sitio tiene unas 500 estructuras. Y a Ceibal, se llega a través del río La Pasión. Predominan entre sus construcciones templos y palacios, hay un grupos de arqueólogos trabajando en la zona. 
Distancia: Aguateca, 357 kilómetros; Dos Pilas 367 kilómetros y Ceibal, 363 kilómetros. Hay tramos de terracería y otros que deben realizarse en lancha.

El Mirador

De todos el más lejano y el de más difícil recorrido, pero también extremadamente monumental, antiguo y grande. El Mirador era la capital de las ciudades alrededor de la cuenca, poseía un sistema político, social y económico relacionado entre sí. El sitio guarda “un gigante dormido”, como llamó el arqueólogo Richard Hansen, a la pirámide Danta, la estructura más alta y grande que los mayas construyeron, 172 metros. Más alta que la pirámide de Keops, en Egipto. Los visitantes llegan por aire, en helicóptero, o por tierra lo que significan 2 días a lomo de mula o a pie desde la aldea Carmelita, cerca Flores, Petén. 
Distancia: 556 kilómetros.

Utatlán

La capital del señorío K’iche’, la ciudad que Pedro de Alvarado incendió. También conocida como Q’umarkaj, se ubica a cuatro kilómetros de Santa Cruz, la cabecera de Quiché. Dentro de la cosmovisión maya se le considera un sitio sagrado donde realizan rituales. En el umbral del templo Tohil se ve el negro hollín que dejan estas ceremonias. En la entrada del parque está el museo que, además de exhibir piezas halladas en la zona, muestra mapas de las antiguas construcciones que permanecen aún como montículos. 
Distancia: 167 kilómetros, 2 son de terracería.

Iximché

La capital de los kaqchikeles, donde Pedro de Alvarado se instaló en 1525 convirtiéndola en la primera capital del Reino de Guatemala y donde ocurrió la primera rebelión indígena. Iximché posee 4 grupos de estructuras que incluyen templos, palacios y altares. Se cree que era un centro urbano habitado por miles de personas. Hoy es considerado un centro ceremonial, en febrero del año pasado celebraron en este lugar el año nuevo maya. Cuenta con un pequeño museo.
Distancia: 91 kilómetros, todo asfaltado.

Mixco Viejo

Completamente rodeado de barrancos, considerado un sitio defensivo desde donde podían anticiparse a la amenaza de sus enemigos. Se ubica entre los límites de Chimaltenango, Guatemala y Quiché, fue la capital del reino pocomán. A la vista se encuentran alrededor de 120 estructuras mayores entre palacios, templos y 2 canchas para el juego de pelota. Hay un pequeño museo en el lugar. 
Distancia: 51 kilómetros, todo asfaltado.

Takalik Abaj

El Asintal, Retalhuleu, es considerado un centro importante de comercio y uno de los sitios arqueológicos más grandes en la costa del Pacífico. Cuenta con dos museos y guías para realizar el recorrido para observar escalinatas, altares, monumentos de piedra (los más antiguos) y una interesante red de canales de piedra que encauzaban el agua de lluvia. La revista “National Geographic” publicó en 2004 el hallazgo de una tumba real, la más antigua del imperio maya. En la actualidad las excavaciones continúan. Cerca del parque hayabundante oferta hotelera y de restaurantes. 
Distancia: 202 kilómetros, todo asfaltado.

Quiriguá

Las estelas más altas (33 en total) se encuentran en el Parque Arqueológico Quiriguá, en el municipio de los Amates, Izabal, en la ribera del río Motagua. En el recorrido por este sitio, que data del período clásico tardío, el visitante conocerá el área de juego de pelota, rodeado de escalinatas; la Acrópolis, compuesta de varios edificios donde habitaron los gobernantes; y la Plaza Central con sus monumentos zoomórficos (figuras de animales) protegidos con techos de manaco. También podrán visitar un museo que exhibe piezas encontradas en el lugar. 
Distancia: 204 kilómetros, todo asfaltado